¿Qué quiere decir Romanos 10:4?


Romanos 10:4. “Porque el fin de la Ley es Cristo para justicia a todo el que cree”

Mucha confusión ha causado este versículo y es uno de los más utilizados por los apostatas para confundir a las personas. La Ley de Moisés es la base fundamental de las Sagradas Escrituras, y es imposible que un verdadero profeta o apostol hable contra la Ley, si así fuera, debería considerarse un falso profeta o falso apostol.

Para comprender esta aparente contradicción Bíblica debemos comenzar a leer desde el capítulo 9 verso 30, en el verso 32 nos revela que está hablando de las Obras de la Ley, es decir, se refiere exclusivamente a las leyes ceremoniales de justificación del pecado reemplazadas en el nuevo pacto por el sacrificio expiatorio de Yahshúa HaMashíaj.

Lo que enseña el verso es que el objetivo o la finalidad de la Ley de sacrificios de animales era mostrar la necesidad de un redentor: Yahshúa HaMashíaj. Es decir, la justificación definitiva de los pecados pasados no proviene de la Ley de sacrificios de animales (Hebreos 10:1-4), sino de la Fé en el sacrificio único de Yahshúa HaMashíaj (Romanos 3:25)


Escrito por Erick Gutiérrez

Ministerio Palabra de Yahwéh

Derechos Reservados 2010 © PalabradeYahweh.com
About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: